Hipoteca puente: la solución para comprar una vivienda antes de vender la habitual

¿Estás buscando cambiar de vivienda? ¿Necesitas mudarte a otro lugar? ¿Te interesa una nueva vivienda y estás en proceso de vender la actual? Tal vez te enfrentes al siguiente problema: no tengo suficiente dinero ahorrado para comprar una nueva vivienda hasta que haya vendido la actual.

En ese caso, necesitas una hipoteca puente, un préstamo que te permita adquirir la nueva vivienda antes de vender la actual, la cual aún tiene una hipoteca pendiente.

Este tipo de hipotecas difieren de las convencionales. Permíteme explicártelo con más detalle:

  • La entidad bancaria unificará ambas hipotecas, utilizando ambos inmuebles como garantía.
  • Adquieres un compromiso de venta dentro de un plazo establecido, que suele ser de entre 6 meses y 5 años.
  • Durante ese período, tendrás la opción de pagar una sola cuota. Si no cumples con el plazo establecido, deberás pagar ambas cuotas. Es importante tener en cuenta que los intereses serán más elevados en este caso.

En el momento de vender el inmueble, el importe obtenido se destinará a cancelar la deuda.

Esta situación puede surgir de manera imprevista, ya que no siempre vendemos antes de comprar. A veces, se presenta una oportunidad o una necesidad de cambio de residencia y tenemos que comprar una vivienda sin contar con la liquidez necesaria para afrontar la inversión.

¿Qué requisitos y condiciones exigen las entidades bancarias para ofrecer este tipo de hipotecas puente?

Es importante tener en cuenta que cada entidad bancaria tendrá sus propias exigencias y cada cliente será evaluado de acuerdo a su nivel de ingresos anuales y las deudas que haya contraído a lo largo de su vida. Sin embargo, podemos mencionar algunas condiciones generales:

  • Es posible obtener un préstamo de hasta el 100% del valor de la nueva vivienda, siempre y cuando este importe no supere el 80% de la valoración total de ambas propiedades.
  • El plazo del préstamo puede ser de 35 a 40 años, dependiendo de la edad del cliente.
  • No se cobrará comisión por cancelar el préstamo al momento de vender la vivienda antigua.

Recomendamos siempre visitar varias entidades bancarias para comparar las ofertas de hipotecas puente y encontrar las mejores condiciones para tu situación, considerando los tipos de interés, comisiones, vinculaciones y años de hipoteca.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de una hipoteca puente?

Además de lo mencionado anteriormente, la principal ventaja de la hipoteca puente es que te brinda estabilidad al momento de vender tu vivienda, permitiéndote buscar la mejor oferta para tus intereses. Incluso puedes optar por alquilarla hasta que encuentres un comprador.

El único riesgo que se presenta es no poder vender tu vivienda en el plazo establecido y tener que asumir el pago de ambas cuotas de hipoteca. Es fundamental considerar esta situación antes de firmar el contrato de la hipoteca. Por lo general, este tipo de hipotecas está destinado a clientes con mayor solvencia financiera.

La hipoteca puente es una herramienta que brinda flexibilidad en la toma de decisiones, permitiéndote aprovechar oportunidades que surgen en el mercado y que, debido a los plazos y la falta de liquidez, no serían posibles de otra manera.

Pablo Villalba

Asesor y responsable del departamento fiscal en asesoría de empresas. Asesoro a Pymes y Autónomos en su día a día para aportarles tranquilidad financiera y mejorar su fiscalidad. Colaborador en blogs y portales de actualidad empresarial.

Ver todas las entradas de Pablo Villalba →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *